A lo largo de los años, inventiva del ser humano nos ha dejado un sinfín de cosas y aspectos positivos; como en el caso del horneado, un platillo nacido de la necesidad de aprovechar los recursos, y adoptado en Ecuador.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 24 Segundos
La historia de cómo se ideó el Horneado

Historia

El principio de la historia del horneado se produce durante el siglo XVI, en los hornitos de leña que eran tan comunes en ese tiempo para realizar panes y bizcochos. Aunque por supuesto, con todo lo que costaba encenderlos, había que aprovechar al máximo, el tiempo que ardiera, y por ello comenzaron a cocinar la carne allí también. 

Acá hay que hacer un paréntesis para añadir que los españoles trajeron los cerdos al territorio en uno de sus tantos viajes. Y empezaron a integrarse a la dieta de los lugareños y a cocerse en estos hornos a leña.

Es entonces cuando en Ecuador, se toma el cochinillo, una receta muy popular de Segovia, que podía elaborarse en uno de estos hornos a leña, y le brindaron una serie de cambios estratégicos. Hasta que fue evolucionando e incluso recibe el nombre con el cual le conocemos: Horneado. Tornándose extremadamente famoso en todo el territorio.

Cosas que quizá no sabías…

¿Sabías que hay una edad específica con la que debe contar el cerdo que será horneado? Por extraño que parezca, implica que debe tener 4 años de edad. Así que si planeas elaborarlo, mejor ve informándote sobre las procedencias.

Aunque puede que adivines la siguiente, dado el historial de recetas. Quizá te sorprenda saber que los acompañantes del plato varían mucho según el área geográfica donde sea preparada. Y en el caso particular de Ecuador, cuentan con algo que en ningún otro lugar se posee: el uso del Achiote para darle un mayor toque de sabor al plato.